Las mejores prácticas para mejorar tu departamento de RRHH en 2022

11 de noviembre 2021
Santi Salazar
CEO de hackU y consultor experto en e-learning

Recibe lo último en nuestro contenido todas las semanas

Las buenas prácticas adoptadas por los integrantes de los departamentos de recursos humanos son claves para el éxito de cualquier compañía. La gestión correcta del bienestar, la productividad, la formación y la capacitación de los colaboradores requieren ejecutar un conjunto de acciones para hacerlo con éxito.

Recursos humanos no puede ser más un departamento de gestión de hojas de vida. Debe ser un centro vibrante e innovador al tanto de las estrategias de la compañía y con los últimos avances en tecnología de gestión de talento humano. 

¿Cuáles son las mejores prácticas de recursos humanos?

Las mejores prácticas de recursos humanos incluyen un conjunto de acciones cuyo único fin es lograr mayor satisfacción y productividad en todos los miembros del equipo, independientemente del tipo de negocio o industria en el que esté la compañía.

Hicimos esta lista con algunas de las mejores prácticas que puedes ajustar a tu organización para alinear las necesidades corporativas con las expectativas de tus colaboradores.

  1. Hablar el mismo idioma de la administración

Trabajar en estrecha colaboración con la dirección para entender las necesidades de cada departamento permite identificar los puntos críticos que requieren atención inmediata por parte de RRHH. 

Al analizar las métricas comerciales del negocio se puede crear un plan para que las funciones del departamento generen un verdadero valor agregado y aporten a la consecución de las metas estratégicas de la compañía.

¿Por qué funciona?

Una vez que tengas una imagen completa del funcionamiento estratégico y financiero de la compañía, puedes comenzar a implementar medidas desde el departamento de recursos humanos para mejorar el rendimiento comercial y aumentar la retención de tus empleados.

  1. Resolver conflictos laborales

Las diferencias en el espacio laboral son normales, de hecho, es sano que eso suceda siempre y cuando este tipo de situaciones se manejen correctamente y se conviertan en oportunidades de mejora, sin dejar de lado los aspectos emocionales de los involucrados. Hay que aprender a tramitar estas situaciones con calma, responsabilidad y sin afectar el clima laboral de tu equipo.

¿Por qué funciona?

Los conflictos laborales pueden ocurrir de varias maneras: entre dos colaboradores, entre equipos de trabajo o entre los líderes y los miembros del equipo que manejan. Por difícil que se torne la situación, siempre es necesario resolverla y aprovechar lo acontecido para aprender de esto, evitar que se repita y convertirlo en una oportunidad de mejora.

  1. Arriesgarse e innovar

A veces los profesionales de recursos humanos pueden encontrarse con una situación que requiere que confíen en su instinto y se arriesguen a tomar decisiones, incluso si eso significa que se pueda cometer un error. Innovar y probar nuevos métodos para resolver desafíos también es parte de su tarea. De cada nueva experiencia se aprende algo.

¿Por qué funciona?

Cuando se trata de contratar nuevos talentos o implementar una nueva iniciativa de bienestar o desarrollo, es posible que haya que innovar para obtener mejores resultados. Todos cometemos errores, pero los miembros del equipo de talento humano deben tratar cada falla como una oportunidad para mejorar y crecer profesional y personalmente.

  1. Adaptarse a los cambios

Las organizaciones están experimentando una transformación acelerada en todos sus aspectos. Los líderes de RRHH necesitan comprender diversas funciones comerciales, tecnológicas y de manejo del talento humano para conceptualizar soluciones adecuadas a las nuevas circunstancias.

¿Por qué funciona?

Un responsable de recursos humanos requiere adaptabilidad para manejar la presión, los cambios continuos y para tomar decisiones rápidas e informadas. En momentos críticos sus equipos deben estar preparados para ser más ágiles, flexibles y adaptables a los cambios repentinos y buscar soluciones efectivas a retos como la alta rotación laboral, desmotivación del equipo o reducción en las cifras de productividad y cumplimiento.

  1. Medir el desempeño

Las compañías que no miden con precisión y atención el desempeño en su organización no pueden estar en línea con los éxitos, fracasos y necesidades de sus colaboradores. Por lo tanto, no pueden contar con los insumos necesarios para entregar un feedback constructivo ni basado en hechos comprobables.

¿Por qué funciona?

Un feedback útil permite que los colaboradores sean más capaces de mejorar, crecer y desarrollarse. Para aumentar la satisfacción y compromiso del equipo, es imprescindible realizar una evaluación de desempeño objetiva que permita construir un proceso de retroalimentación productivo para aprovechar las oportunidades de mejora identificadas en el mismo.

  1. Crear un plan de formación y capacitación

El mercado está en constante evolución y los colaboradores deben mantenerse siempre al día con las últimas tendencias del sector, las mejores prácticas para mantenerse en línea con las expectativas de la compañía. 

Para ello, es clave crear un plan de formación y capacitación efectivo. El microlearning y el aprendizaje móvil son dos de las estrategias más efectivas que existen en la actualidad para implementar planes de aprendizaje ágiles y que permitan obtener resultados positivos a corto plazo.

También te puede interesar: 8 motivos para escoger el Microlearning para capacitar a tus colaboradores

¿Por qué funciona?

Las tendencias y tecnologías en todas las industrias se actualizan continuamente, al tiempo que aparecen nuevos beneficios y posibilidades de crecimiento para los trabajadores. Un plan de formación es la mejor herramienta para mantener comprometidos y satisfechos a los colaboradores, al tiempo que mejoran su productividad y dan un salto de calidad en su carrera profesional.

Conclusiones

Los profesionales de recursos humanos tienen uno de los pocos trabajos en una organización que intervienen en todos los momentos del ciclo de vida de los colaboradores. Desde el primer día de un nuevo empleado, pasando por su desarrollo, gestión del desempeño, capacitación y resolución de problemas, hasta el día en que se van de la compañía.

Si deseas implementar un plan de formación y capacitación efectivo para tu organización, en hackU podemos ayudarte. ¡Contáctanos!

Me gusta

Recibe lo último de nuestro contenido todas las semanas

Deja un comentario