Los desafíos de hoy en la Educación online

23 de agosto 2021
hackU
¡Revolucionando la formación empresarial vía WhatsApp!

Recibe lo último en nuestro contenido todas las semanas

El 2020 fue un año muy desafiante y prometedor para el aprendizaje. Apoyada básicamente en la tecnología, la educación se vio forzada a acelerar algunas de las transformaciones que ya se venían preparando, sobre todo en lo digital. Si bien esto se traduce como un avance en el sector, lo vertiginoso del cambio evidenció también las áreas de oportunidades que tiene el aprendizaje en línea.

Desde integrar a los aún no nativos digitales hasta fortalecer nuevas habilidades por medio del aprendizaje continuo, la educación presenta un panorama muy interesante para los próximos años.

También te puede interesar: ¿Cómo educar a no nativos digitales a través de WhatsApp?

Adaptación y experiencia de usuario

Según la encuesta anual a directores ejecutivos de la firma PWC, en 2019, el 79% de los CEOs en todo el mundo estuvieron preocupados por la falta de habilidades esenciales en su fuerza laboral; porcentaje que incrementó en un 16% respecto al 2016. Esto indica que, con la llegada de nuevas tecnologías, también se van acrecentando algunos intereses respecto a capacidades específicas.

Con la llegada de la pandemia, se puede casi afirmar que el porcentaje de 2019 se verá superado, debido al ritmo acelerado con que se tuvieron que realizar los cambios en el sistema. No obstante, dichos cambios no resultan una sorpresa.

En palabras de Santiago Salazar, CEO de hackU, la startup que capacita a los no nativos digitales por medio de Whatsapp, “el 2020 no trajo nada nuevo, lo único que hizo fue acelerar un futuro inevitable, uno donde la tecnología se adapta a las personas y no al revés”. Asimismo, presenta a la experiencia de usuario y a la adaptabilidad como dos de las necesidades esenciales para el desarrollo del sector educativo.

Esto quiere decir que las plataformas de educación online han tenido que adaptarse a las necesidades actuales, además de simplificar su experiencia de usuario en beneficio tanto de la usabilidad como de los recursos institucionales y personales. Cuestión que prioriza a la educación continua y a las habilidades blandas como herramientas básicas a desarrollar.

Reducir las diferencias

La adaptación en el sector educativo debe darse en todos los sectores, es decir, es necesario crear soluciones para toda la población y no solo para las personas nativas digitales. Esto debido a que la pandemia evidenció las diferencias de recursos y habilidades que existen entre generaciones, países y distintos sectores sociales.

Quedó en evidencia que el 80% de la fuerza laboral actual estaba en manos de individuos no nativos digitales, por lo que es necesario reentrenar a más de 375 millones de personas. Del mismo modo, gran parte de la base de la pirámide deja las sesiones virtuales al no sentirse cómoda con el canal. A esto hay que sumarle que muchas personas carecen de una disciplina autodidacta, así como aquellas que no cuentan siquiera con una computadora o un teléfono con suficiente memoria para instalar más aplicaciones.

Lo anterior trae como resultado una formación incompleta en las competencias que exige el e-learning en la actualidad, por lo que muchos colaboradores de empresas abandonan los proyectos rápidamente.

Ocupar los recursos existentes

Desde hackU, afirmamos que la educación se proyecta como uno de los sectores donde habrá mayor inversión. Aprovechando el desarrollo y transformación resultado de la pandemia, las compañías buscarán cada vez más formaciones especiales en forma digital, por lo que el sector se ampliará aún más, generando condiciones para que todos los públicos se vinculen.

También te puede interesar: WhatsApp como herramienta de aprendizaje para tus colaboradores

Es por esto que no sólo se trata de calcular las habilidades necesarias frente a la transformación digital, sino que desarrollarlas, de asegurar que todas las personas posean estas capacidades y las practiquen, sin importar dónde se encuentren. Las empresas están requiriendo con urgencia estas capacidades en sus empleados y colaboradores, por esto son tan valiosos los desarrolladores de talento centrados en la persona.

 

Este artículo también lo puedes encontrar en el portal América Economía. 

Me gusta

Recibe lo último de nuestro contenido todas las semanas

Deja un comentario